Mantenimiento del Inventario de Baterías

EL MANTENIMIENTO DEL STOCK/EXISTENCIA DE LAS BATERIAS

Un técnico responsable debe ser la persona responsable del área de almacenamiento designada para las baterías y el mantenimiento de inventarios. Los deberes y los procedimientos de seguridad apropiados, deben ser claramente explicados. Se debe comprender el manejo y uso de las herramientas y equipos requeridos.

El equipo debe incluir un cargador lento, un cargador rápido, conectores de batería, hidrómetros, y termómetros. Una correa de transporte, limpiador de terminales, un tanque de agua y un suministro de bicarbonato de sodio para la neutralización del ácido. El área donde se van a ubicar las baterías debe estar equipada con un ventilador para mantener el área con buena ventilacion. Equipo de seguridad como protector para los ojos, guantes de goma, zapatos de seguridad, ropa a prueba de ácido, etc. Y adicionalmente debe haber un lugar donde lavar los ojos en caso de emergencia. Todas las baterías deben ser almacenadas en un lugar fresco y seco, en una posición vertical.

ROTACION DEL INVENTARIO

El inventario de las baterías Premium Power Superlex® debe rotar en un estricto orden, primeras en entrar, primeras en salir. Los códigos de las fechas se estampan en las baterías y en la plataforma de transporte para lograr esta importante regla de rotación. La principal causa de vender una batería descargada por fecha, es no seguir la regla de rotación, primera en entrar, primera en salir.

ALMACENAMIENTO

Estanterías  de rodillos son la mejor forma de almacenar y asegurar una rotación apropiada de las baterías. Los estantes deben marcarse en la parte delantera y trasera para que el mismo tipo de batería se almacenada en el mismo estante cada vez. Si los estantes son cargados correctamente, la batería más antigua de un tipo en especial siempre aparecerá en la parte frontal.

Si los estantes de rodillos no están disponibles, se puede utilizar otro tipo de estantería. La rotación del inventario es difícil usando otro tipo de almacenamiento estándar, a menos que se pueda acceder a la estantería simultáneamente por la parte delantera y trasera. Si no hay un acceso a la estantería desde la parte delantera y trasera, la rotación se tendrá que hacer a mano. Guarde las baterías del mismo tipo, con aproximadamente los mismos códigos de fechas en el mismo estante. Nunca mezcle los diferentes tipos. Revise las baterías nuevas antes de ingresarles al inventario para estar seguros de que están completamente cargadas. Las baterías nunca se deben apilar una encima de la otra.

Si una batería se descarga completamente, el electrolito se puede congelar si se almacena por debajo de +20°F (-7°C). Para evitar daños por congelación no permita que las baterías se descarguen o se almacenen por debajo de +20°F (-7°C).El electrolito no se congela solido hasta alcanzar una temperatura más baja. Un electrolito que se congele solido en una batería descargada va a dañar las placas y podrá romper los recipientes. Las baterías en las que se congele el electrolito deben ser desechadas.

Una batería que se encuentre en un estado de carga del 75%, o mayor, no está en peligro de congelación. Por lo tanto las baterías se deben mantener por lo menos con el 75% de carga, especialmente durante el invierno. El estado de carga de las baterías almacenadas debe ser revisado cada 30 días.

AUTO-DESCARGA

Todas las baterías húmedas irán perdiendo la carga lentamente cuando no estén en servicio. Esto es conocido como auto-descarga.

Las baterías estándar libres de mantenimiento que contienen algunas aleaciones de rejillas, se descargan más lento que las baterías de ciclo profundo. El aumento en la descarga se da cuando aumenta la temperatura; esto es cierto para ambas, las baterías libres de mantenimiento y las baterías de ciclo profundo.

Permitir que las baterías estén en reposo por un largo periodo de tiempo sin ser recargadas, resultara en una disminución del rendimiento y la vida útil. Para mantener un rendimiento y vida útil óptimos, las baterías almacenadas deben ser recargadas cuando la tensión en vacío baje a 12.4 voltios.

CARGA-ADICIONAL

Para compensar la auto-descarga de las baterías en inventario, se debe hacer una carga adicional cuando la carga de las baterías baje a 0.40 puntos en la gravedad específica, corregida a 80°F (26.7°C). La carga adicional se debe hacer independientemente que las baterías se queden en el inventario o se separen para ser vendidas. Normalmente esta carga adicional será requerida después de tener las baterías almacenadas por unas 15-40 semanas a una temperatura de 30°F(-1.12°C). La gravedad específica del líquido de la batería se disminuirá rápidamente en altas temperaturas y disminuirá más lentamente en temperaturas más bajas. Revisar el nivel del electrolito antes de poner a cargar una batería, y si es necesario, agregue agua en las celdas hasta que llegue al nivel apropiado.

Un nivel de carga de un 3% en la capacidad de reserva, debe ser usado para cargar la batería. La carga debe continuar hasta que el nivel de gravedad especifico del electrolito, llegue a 80°F (26.7°C), y permanezca constante durante tres lecturas sucesivas tomadas en intervalos de una hora.

Algunas baterías se pueden sellar de una manera en la cual no se puede revisar el nivel de gravedad. El nivel de carga para estas baterías es igualmente de 3% en la tasa de capacidad de reserva. La cantidad de carga deberá ser la mitad del tiempo de la carga lenta que aparece en la guía de carga de la batería. Por ejemplo, una batería que tiene una tasa de 100 minutos en la capacidad de reserva y una lectura de 12.4 voltios se deberá cargar a 3 amperios por 10 horas.

Almacenar las baterías por un largo periodo de tiempo sin ser recargadas, podrá acelerar la corrosión en las rejillas y formar placas de material no conductor entre los cables de las rejillas y el material activo. Esto puede resultar en una pérdida de la capacidad y fallos en las baterías.

BATERIAS SECAS CARGADAS

Las baterías secas cargadas no contienen electrolitos hasta que son activadas para el servicio. Estas baterías se pueden almacenar en un lugar fresco y seco. La temperatura ambiente debe ser lo más uniforme posible. Altas fluctuaciones en la temperatura causaran que entre aire en las baterías cuando se enfríen (a pesar de que estén selladas) y expulsar el aire a medida que se van calentando. Es muy importante rotar el inventario con el sistema “Primeras en Llegar, Primeras en Salir”. La cantidad de tiempo en el cual estas baterías se pueden almacenar depende del tratamiento original de las placas y separadores, la exposición a las variaciones en la temperatura, y las condiciones de humedad durante el periodo de almacenamiento. En condiciones adversas, las baterías pueden perder su carga en pocos meses; en condiciones ideales, las baterías pueden conservar su carga por algunos años.

La principal ventaja de las baterías secas es que se pueden almacenar por largos periodos de tiempo sin tener daños permanentes. No experimentan deterioro físico como la sulfatación o la corrosión mientras están almacenadas. Esto no aplica en las baterías mojadas.