Precauciones de Seguridad Para las Baterías

PELIGRO DE EXPLOSION DE LAS BATERIAS

Las baterías S.L.I contienen ácido sulfúrico y producen mezclas de hidrógeno y oxígeno que pueden ser explosivas. Debido a que las baterías se auto descargan, estas generan gas de hidrógeno, incluso cuando la batería no está en funcionamiento. Se deben almacenar las baterías y trabajar con ellas en un área bien ventilada. SIEMPRE use ANSI Z87.1 (estándar de EE.UU.) anteojos de seguridad y protección facial o gafa a prueba de salpicaduras al trabajar con o cerca de las baterías.

  • Use siempre una protección adecuada para los ojos, cara y manos.
  • Mantenga las chispas, llamas y cigarrillos alejados de las baterías.
    Nunca intente abrir una batería que no tenga orificios de ventilación. (Ver fig. 1 para la redacción aceptable y símbolos utilizados actualmente en las tapas de ventilación.)
    Mantenga las rejillas extraíbles ajustadas y niveladas, excepto cuando se dé servicio de electrolito. • Asegúrese de que el área de trabajo esté bien ventilada.
    Nunca se apoye sobre las baterías cuando se estén cargando, re-cargando o analizando.
    Tenga cuidado al trabajar con herramientas metálicas o conductores para evitar cortocircuitos y chispas.
    Siempre lea y siga todas las medidas de precaución en las etiquetas del producto.

CARGA SEGURA

Nunca intente cargar una batería sin antes revisar las instrucciones del cargador que se va a utilizar. Adicional a las instrucciones del fabricante del cargador, se deben seguir las siguientes precauciones generales:

  • Use siempre protección adecuada para los ojos, cara y manos.
  • Siempre cargue las baterías en un área bien ventilada.
  • Mantenga las rejillas de ventilación ajustadas y niveladas.
  • Poner el cargador y el temporizador en "OFF/apagado" antes de conectar los cables a la batería para evitar chispas peligrosas.
  • No trate de cargar una batería visiblemente dañada o congelada.

Conecte los cables del cargador a la batería, cable rojo positivo (+) al borne positivo (+) y el cable negro negativo (-) al borne negativo (-). Si la batería todavía está en el vehículo, conecte el cable negativo al bloque del motor para que sirva como polo a tierra. Asegúrese de que el encendido del vehículo y todos los accesorios eléctricos estén apagados. (Si el vehículo tiene una tierra positiva, conecte el cable positivo al bloque del motor.)

  • Asegúrese que los cables del cargador no estén rotos, pelados o sueltos.
  • Ajuste el temporizador, encienda el cargador y gradualmente aumente la velocidad de carga hasta el valor deseado en amperios.
  • Si la batería se empieza a calentar, o si hay gasificación violenta o rebalse del electrolito, reduzca la velocidad de carga o desconecte el cargador temporalmente.
    Siempre poner el cargador en "OFF/apagado" antes de retirar los cables de la batería para evitar chispas peligrosas.
    Siempre lea y siga todas las medidas de precaución de las etiquetas del producto.

El ácido de la batería, o el electrolito, es una solución de ácido sulfúrico y agua que puede destruir la ropa y quemar la piel. Tenga mucho cuidado al manipular el electrolito y mantener una solución de neutralización de ácidos - tales como bicarbonato de sodio o amoníaco mezclado con agua – los cuales se consiguen fácilmente en el mercado. Al manipular la batería:

  • Use siempre protección adecuada para los ojos, cara y manos.
  • Si hay contacto del electrolito con los ojos, inmediatamente debe lavar los ojos con abundante agua limpia y fresca durante al menos 15 minutos. Obtenga atención médica inmediata.
  • Si el electrolito se ingiere internamente, se debe beber grandes cantidades de agua o leche. NO induzca al vómito. Llame a un médico inmediatamente.
  • Neutralizar con bicarbonato de soda cualquier electrolito que se derrama en un vehículo o en el área de trabajo. Después de neutralizar, enjuagar el área contaminada con agua limpia.

Para preparar el electrolito en una gravedad específica deseada, siempre vierta el ácido concentrado lentamente en el agua, NO vierta agua en el ácido. Siempre agitar el agua mientras se le adicione pequeñas cantidades de ácido. Si se percibe calor, permitir que la solución se enfríe antes de continuar añadiendo ácido.